16 de noviembre de 2012

LEYENDAS URBANAS



¿LEYENDAS?

Leyendas escalofriantes que nos hacen estremecer y dudar en ocasiones de que realmente sean leyendas.

La niña del asiento de atrás.

¿LEYENDAS?
Un conductor de autobús cansado ya del largo día, llevaba su autobús a la cochera. Estaba tan cansado que sus ojos se cerraron unos segundos, tiempo suficiente para perder el control. Cuando los abrió vio una niña delante del autobús pero ya no le dio tiempo a frenar.

Sabía que la había atropellado porque escucho el crujir de sus huesos. Asustado se dio a la fuga. De pronto sintió como si alguien le observara, pero no podía ser porque el autobús estaba vacío. Miro por el espejo retrovisor y…allí estaba sentada la niña…en el asiento de atrás. Aterrorizado miró hacia atrás y no vio a nadie, miró otra vez al espejo y la niña empezó a avanzar hacia él. Todos sabemos que los espejos son una puerta al más allá, él también se dio cuenta y no quiso mirar más pero su curiosidad fue más grande y volvió a mirar al espejo, la niña siguió avanzando hasta su asiento hasta que le cogió por el hombro. A partir de entonces nunca más quiso mirar a los espejos porque sabía que la niña lo esperaría detrás de ellos, se lo recordaba diariamente la quemadura que tenía en el hombro.

La chica de la curva


¿LEYENDAS?
Quizás es la leyenda que más nos ha aterrorizado siempre porque en cada pueblo o ciudad parece que ha sucedido un caso semejante. Es una chica vestida de blanco que hace autostop en la carretera, a veces se monta y no habla nada hasta desaparecer y otras veces cuando llega la curva peligrosa en la que murió lo advierte gritando o aconsejándonos de que vayamos más despacio porque en esa curva se mató ella.
Esta leyenda nos ha llevado a que muy rara vez paremos a alguien de similares características si la vemos en la oscura noche haciendo autostop.

¡Es la voz del Gran Chaman!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...